Aminetu Haidar: “Estoy preocupada porque los jóvenes usen la violencia”

Aminetu Haidar: “Estoy preocupada porque los jóvenes usen la violencia”

Aminetu Haidar
(El Aaiun, 1967) es activista saharaui de derechos humanos, reside en El Aaiun , desde donde promueve la resistencia pacífica contra la ocupación marroquí del territorio del Sáhara Occidental. Haidar ha sido encarcelada por Marruecos en varias ocasiones y en 2009 llevó a cabo una huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote tras habersele negado el permiso de entrada en el reino alauí, provocando un conflicto diplomático entre España y Marruecos.

“¡Aminetu, una foto por favor!”. Sonríe, clic, y enfila un discurso que parece saberse de memoria. La activista saharaui de derechos humanos, Aminetu Haidar responde de forma autómata, no necesita reflexionar los argumentos de la causa que lleva defendiendo más de treinta y siete años. A su paso por el Parlamento Europeo en Bruselas, invitada por el centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos, Haidar actualiza a los presentes sobre las últimas detenciones arbitrarias que se acaban de producir en el territorio ocupado del Sáhara Occidental, a la vez que resume las violaciones de derechos humanos que ha sufrido en sus propias carnes. Ante el estupor de algún eurodiputado, Aminetu Haidar contesta con una sonrisa cortés y prosigue con el relato.

Ya en el cuerpo a cuerpo, Haidar abandona la frialdad inicial y se enfunda una sonrisa amable que tiene fama de conquistadora. La resistencia pacífica se resiente y la activista se muestra preocupada por la radicalización de los jóvenes saharauis, que no ven en la negociación una solución al conflicto del Sáhara Occidental. Haidar anuncia que está pensando abrir un nuevo frente de batalla a través de las redes sociales “para desvelar situación real en el Sáhara Occidental”

 

Aminatou HAIDAR

Aminetu Haidar en el Parlamento Europeo. EP Audiovisual.

Pregunta: Recientemente ha estado en París para presentar la película Hijos de las Nubes, ¿cómo es la recepción del público francés a la causa saharaui?

Respuesta: Esta vez fue un día histórico, magnífico. Había mucha gente, una cantidad de público enorme, y de veras creo que la película Hijos de las Nubes va a contribuir a sensibilizar la sociedad civil francesa. Va a jugar un papel muy importante en este sentido. A partir del mes de abril, la película estará en todos los cines franceses, creo, ya que hay dos casas de distribución que han comprado los derechos. Para mí, fue un día magnífico. No lo esperaba, ni tampoco Javier Bardem. Me sentí emocionada al ver el público, hasta tal punto que la gente no tenía sitio. La película es muy importante para este campo del arte. Ha significado un gran  avance, al igual que también ocurre con el proyecto ARTifariti, que también ha podido llegar a varios países y  llamar a las puertas donde no pueden entrar los políticos.

P: Pese a este éxito, hubo varias reuniones previstas con antelación que no se llegaron a realizar. Varios diputados de la Asamblea Nacional, así como el Presidente del Senado francés, rechazaron reunirse con el productor de la película, Javier Bardem, y con el director, Álvaro Longoria.

R: También han rechazado reunirse conmigo. Es la actitud del Gobierno francés.

P: El esfuerzo de los activistas y representantes saharauis se centra en la campaña para que la Minurso incluya entre sus competencias la observación de los derechos humanos. El principal escoyo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es Francia, ¿ve posible que Francia de su brazo a torcer y acceda a aumentar las competencias?

R: No lo sé. Kerry Kennedy ha podido reunirse con el Presidente del Senado francés, además de con otros senadores, y han tratado el tema con ellos. Nosotros vamos a continuar nuestra batalla para que haya un mecanismo de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental que vigile los derechos humanos. Ya sea a través de la Minurso o a través de otro mecanismo, pero que sea un mecanismo internacional permanente e independiente. Lo necesitamos para desmentir las mentiras marroquíes que, por un lado, están violando los derechos humanos, mientras que por el otro están publicando y transmitiendo otra imagen al extranjero. Nosotros necesitamos que haya una tercera parte que sea testigo de lo que está ocurriendo.

P: ¿Resulta complicado explicar esta posición cuando vuelve al Aaiún? ¿Qué le dicen los jóvenes que se sienten perseguidos o han sido encarcelados?

R: Los jóvenes ya no tienen confianza en estos países. No tienen confianza ninguna. Sobre todo, porque ahora están presionando ya que sienten que tienen que usar los instrumentos de la violencia para atraer la atención de la comunidad internacional. Nosotros no tenemos medios para orientarles en la reivindicación pacífica. No tenemos locales, no somos legales y no tenemos autorización como ONG. Esto nos complica mucho el trabajo pero, por el momento, la resistencia sigue pacífica. Pero no tenemos garantías.

P: ¿Tiene miedo de que se produzca un aumento de la violencia?

R: Mucho miedo. Personalmente, estoy muy preocupada porque mañana o pasado ellos van a usar la violencia. Sobre todo, porque son jóvenes que no tienen medios, que son marginados, exprimidos. Marruecos les está dando droga, incluso a los menores. Entonces son elementos que pueden empujar la juventud a usar la violencia de forma consciente o inconsciente.

P: Precisamente estamos ahora en el Parlamento Europeo, donde recientemente se votó el acuerdo de pesca con Marruecos sin escuchar las reclamaciones saharauis. ¿Cómo se siente ante este discurso ambivalente que pide respetar los derechos humanos sin poner condiciones a las contrapartes?

R: Es una hipocresía política terrible, tremenda. Yo, personalmente, como defensora de los derechos humanos, creo en los principios de los derechos humanos. En los principios de la resistencia no violenta, pero estoy decepcionada porque veo que son solamente palabras, eslóganes, pero no hay una acción concreta. Y, según mi punto de vista, para los Gobiernos, veo que los intereses económicos seguirán estando por encima de los derechos humanos.

P: Ahora que habla de los Gobiernos, ¿qué presencia tiene el Frente Polisario en los territorios ocupados?

R: El Frente Polisario representa legítimamente a todo el pueblo saharaui. Pero la lucha y la resistencia son independientes del Polisario. Es la población la que está luchando y sacrificándose para lograr el mismo objetivo que defiende el Frente Polisario; la independencia y la autodeterminación.

P: ¿Por qué no ha habido comisión de la verdad para el Sáhara Occidental?

R: Es una complicidad de la comunidad internacional. Nosotros, como defensores de los derechos humanos, lo hemos pedido. Yo, personalmente, he instado varias veces a la comunidad internacional para crear un comité de la verdad para ver los crímenes de lesa humanidad que Marruecos ha cometido contra los saharauis. Pero nunca he recibido respuesta. Quieren tapar la realidad del pueblo saharaui para limpiar la cara y la imagen de su aliado marroquí.

P: En su comparecencia en el Parlamento Europeo, ha hablado de la influencia de los medios de comunicación pero ¿por qué no están más presentes los activistas saharauis en las redes sociales?

R: El problema es que no tenemos medios para acceder a Internet. Por ejemplo, ahora he estado viajando y dependo de las conexiones Wifi. A esto se suma la falta de tiempo. Pero sí es cierto que estoy planificando crear un equipo que pueda ayudarme a gestionar mi cuenta de Twitter, porque estoy de acuerdo en que las redes sociales están jugando un papel muy importante en este sentido y pueden ayudar a desvelar la situación real en el Sáhara Occidental.